Viernes, 24 De Marzo De 2017
Plaça de les Escoles, 1, Seròs - 25183 Teléfono: 973780009 Fax: 973780167
ajuntament@seros.cat

Historia

Historia de Seròs

El río Segre en su curso inferior atraviesa del noreste al suroeste todo el Pla de Lleida pero a partir de Alcarràs entra en un valle cada vez más estrecho hasta llegar a encontrarse con el Cinca delante de la Granja d'Escarp. Estos veinte kilómetros de recorrido encajado entre colinas y sierras a los dos lados son lo que podemos denominar como Bajo Segre. Soses y Torres de Segre se convierten en la puerta de esta importante vía de comunicación natural que permite desde el Ebro subir al Pirineo. La presencia del agua del río ha hecho también especialmente fértil esta tierra, regada por acequias que cada vez la llevan más lejos del cauce. Los recursos naturales agropecuarios se complementan con el potencial minero de Montmeneu, la cima culminante del Segrià con 494,9 metros. Estas favorables condiciones de habitabilidad han hecho que desde muy antiguo el hombre ocupara las tierras del Bajo Segre para vivir. Sus testimonios se remontan al inicio de la edad del Bronce y poco a poco el número de asentamientos ha ido aumentando hasta llegar a ser una de las zonas de Catalunya más rica en restos arqueológicos. En el término municipal de Seròs podemos destacar las necrópolis de los campos de urnas de Rocas de Formatge i Pedròs y el poblado e iglesia paleocristiana y visigoda del Bovalar. En el centro de la población destaca la iglesia parroquial de Santa María, construida en el año 1745 y el Palacio de los Montcada, después de Medinaceli; actualmente muy degradado. A la salida de la población, a 2 km en dirección a la Granja d'Escarp está la casa trinitaria de Avinganya (s. XIII-XIX), primera casa trinitaria de la Península Ibérica y actual sede del Centro de Arqueología de la Fundación Pública Instituto de Estudios Ilerdencs de la Diputació de Lleida La villa perteneció a la corona hasta 1212, a partir de este año fue cedida a Constanza de Aragón, hija del rey Pedro I, al casarse con el senescal Guillem Ramon de Moncada, donación confirmada en 1233 por el rey Jaime I, a partir de estos momentos queda vinculada a la baronía de Aitona, los Moncada, los cuales a partir de 1722 se fusionarán con los duques de Medinaceli. Servicio de Arqueología del IEI Podrá encontrar más información del patrimonio histórico y natural de Seròs en el apartado de turismo, para ir haciendo click aquí: turismo

Mapa Web